¡ Y un día llegamos a los 30 años de vida!

Gracias… en nombre de Eco Urbano les agradecemos por acompañarnos todo este tiempo y ser parte de nuestra historia.

Hoy, 4 de julio, celebramos la vida de un camino de 30 años transitado junto a ustedes. Posiblemente tengan recuerdos, afectos, y vivencias que se relacionan con nuestra organización y hacen que hoy nos encontremos en comunión, pudiendo mirar con alegría lo construido colectivamente con tanto amor y cuidado, y que hoy emerge y se cristaliza en nuevos referentes, causas y prácticas de cuidado que son sumamente necesarias ante el contexto actual de crisis climática, civilizatoria y de valores sociales.

Quienes damos vida a la Fundación nos consideramos como pequeñas partes de un  ecosistema ¿y que llamativo esto no? Pensarnos como un ecosistema, una idea fantástica que marca la esencia de nuestra organización, pensarnos como un gran sistema vivo, donde no se construye si nos aislamos, si no ponemos en palabras lo que sentimos y no practicamos la escucha atenta de lo que tienen para decirnos los demás.

Con eso en mente podemos asegurar que nosotrxs junto a otras organizaciones, intituciones y referentes también somos un gran ecosistema, moldeando un paisaje único, donde nos unen luchas históricas socio ambientales y un horizonte en común, donde se sueñan y proyectan de otros mundos posibles. En ese andar compartido, la base de nuestros vínculos es la confianza, que nos permitió construir Cultura Ambiental.

En el andar de 30 años, fuimos aprendiendo de personas que con pasión defendieron nuestro territorio fluvial y nos acompañaron a soñar otras sociedades mas justas, democráticas y solidarias con todas las formas de vida dentro.

Aprendimos de Luis “Cosita Romero” y Raúl Roco  que junto a un pueblo defendieron nuestra identidad, soberanía y las vidas del río Paraná.

Aprendimos de Baqueanos del río, un colectivo de perscadores que emergieron como referentes en turismo comunitario con la puesta en valor de nuestas islas, humedales y del inmenso pariente del mar. En el presente, quienes encaran esta tarea son las Cuidadoras y Cuidadores de la Casa Común en los humedales del oeste de la capital entrerriana.

Del mismo modo, cientos de gurises y docentes fueron parte de nuestra historia. Siempre hemos dicho en Eco Urbano que al educar uno comunica y viceversa. En nuestro hacer recuperamos la premisa de ser críticos, creativos y cuidantes. Nos nutrimos de los juegos, de las dinámicas, del trabajo en el patio de las escuelas en pleno contacto con la naturaleza, junto a nuestros gurises que en cada taller corren con entusiasmo a plantar un árbol para su escuela, como así también junto a las docentes, que son las primeras en sensibilizar a las infancias en el cuidado de nuestra tierra. En ese sentido, y ante la necesidad de fortalecer la educación ambiental territorial en la región, emerge el proyecto EMA (Escuelita Móvil Ambiental) un grupo de mujeres que generan un espacio de acercamiento a la naturaleza a través del juego y el arte. 

Nuevos tiempos

En los tiempos actuales de policrisis, más que nunca se vuelve necesario preguntarnos: 

¿Cómo cuidar de nuestra única tierra que nos da agua, alimentos y refugio?

Creemos que tenemos el deber inmenso de ser guardianes y cuidadores de los bienes comunes. El tiempo es ya… el tiempo es hoy. En ese camino nos encontramos, aprendiendo de quienes dan vida a colectivos como Cayuco (yuyo colorado), Minhoca, la Vaca Rumbera, La Porota, una gran trama regional que promueve la agroecología,  cuidando de nuestras semillas, alimentos y la tierra que nos contiene.

En el mismo sentido, aprendemos de quienes hoy portan la voz y ponen en palabras los saberes sagrados de los pueblos originarios que habitan en nuestra provincia. Ukai, Blas Jaime y su hija Evangelina Jaime y demás guardianes de esta tierra nos enseñan en el presente a como convivir en armonía y ser cuidantes con los demás seres de la naturaleza.  Del mismo modo, son parte de la defensa y conservación de nuestros bienes comunes y de la biodiversidad quienes integran el equipo de la Reserva Provincial de Usos Múltiples “Parque Escolar Rural Enrique Berduc“, la Granja Agroecológica “La Porota” y la Reserva Municipal del Islote Curupí en Paraná, gracias a la ayuda de la histórica organización socioambiental A Ñangarecó Nderejhé.

Somos un ecosistema diverso

Por eso, lo volvemos a repetir, gracias. Gracias por la confianza que nos dan. Fue, es y será lo que mantiene la fuerza y vitalidad de este gran árbol que se arraiga al terruño, echando raíces que recuperan la memoria y dan nuevos brotes que vislumbran otros mundos posibles.

Fundación Eco Urbano.

Fecha 14/07/2024

 

Suscribite a nuestro newsletter

Contacto

Redes Sociales

Copyright © 2023 Ecourbano. Todos los derechos reservados