Cada 22 de mayo, se conmemora el Día Internacional de la Diversidad Biológica en coincidencia con el aniversario de la firma del Convenio Internacional de Diversidad Biológica en la Cumbre de la Tierra de la ONU del año 1992. Este año con el lema “Se parte del plan” la efeméride nos invita a reflexionar y accionar para construir planes de biodiversidad.

Nuestra gran casa común, el planeta Tierra, contiene más de millones de especies y se estima que solo conocemos el 3% del total existente. Microorganismos imperceptibles que enriquecen los suelos, pequeños vertebrados, árboles abuelos que son refugios para aves, y polinizadores de todas formas y colores ilustran en parte el gran elenco formas de vida. Reinos biológicos que han evolucionado gracias a las interacciones y vínculos ecológicos.entre cada ser.

Lechuzita Vizcachera (Athene cunicularia). Le encanta vivir en pastizales y a diferencia de otras especies hermanas, es muy activa durante el día.

La depredación, la simbiosis, entre otras interacciones han tejido la trama ecológica que todo el tiempo se encuentra con nuevas configuraciones, mutan

En ese sentido, y en el marco de esta efeméride, podríamos reflexionar sobre aquello que nos muestra la naturaleza: Los vínculos entre pares y entre especies sostienen la vida. Nuestra especie aislada no tiene garantizas de sobrevivir. ¿Podremos nos alimentaremos sin los frutos de los árboles? ¿De Dónde obtendremos la medicina sin nuestras plantas silvestres? ¿Qué suelo podremos cultivar.

Isipó de leche (Funastrum Clausum). Trepadora que se puede hallar en nuestros humedales. Atrae a la mariposa monarca del sur y sus semillas dan alimento a las aves.

Transitamos tiempos de policrisis, las civilizaciones modernas en su mayoría, han descuidado los lazos con sus entornos naturales, desconociendo su biodiversidad nativa y erosionando aquellos saberes que forman parte de su identidad y cultura. En el ultimo tiempo, se propone que, al hablar de biodiversidad, ampliemos la dimensión de este concepto y no solo lo limitemos a las distintas formas que adopta la vida, también se puede extrapolar a la diversidad de genes que hacen a las poblaciones, o a las culturalidades que se diversifican cuando se encuentran en regiones con alta diversidad biológica. Del mismo modo, la multiplicidad de paisajes ecológicos y de ecorregiones forman parte de la biodiversidad, a otra escala.

Flores de Chañar (Geoffroea decorticans). Sus frutos son dulces y comestibles por varios mamíferos. Es un árbol sagrado que atrae a mariposas de la especie “alas oscuras”.

Para amar y cuidar, debemos conocer y explorar las vidas que nos rodean. En ese sentido, compartimos el micrositio educativo elaborado por nuestra Fundación en conjunto con el Consejo General de Educación de la provincia de Entre Ríos en el año 2022.

 

 

Monte de espinal. Una de las cuatro ecorregiónes de la provincia de Entre Ríos.
Humedales, grandes sumideros y captadores del dióxido de carbono, gas de efecto invernadero. Ecosistema de la ecorregión del Delta e Islas del Paraná.

Suscribite a nuestro newsletter

Contacto

Redes Sociales

Copyright © 2023 Ecourbano. Todos los derechos reservados

Consulta popular sobre si los desmontes ilegales e incendios deben ser castigados penalmente

A partir de este lunes y hasta el 10 de octubre, la ciudadanía podrá votar si considera que los desmontes ilegales e incendios forestales deben ser tipificados como delito penal. Es una iniciativa de la organización Greenpeace frente a la emergencia forestal. Los resultados de la votación se presentarán ante el nuevo Congreso.

En el país donde el avance del fuego y las topadoras se llevaron más de 7 millones de hectáreas de bosques nativos, los desmontes ilegales y los incendios forestales causados por el ser humano no son castigados penalmente. Por esta razón, la organización ambientalista Greenpeace lanzó este lunes una consulta popular para que la ciudadanía opine si los desmontes ilegales y los incendios de bosques nativos deben ser considerados delitos penales.

En Argentina, se pierde una hectárea de bosques cada 2 minutos y más de la mitad de los desmontes son ilegales, informó la organización Greenpeace en base a datos oficiales.

A partir de este lunes 10 de julio y hasta el 10 de octubre, la ciudadanía podrá votar si los desmontes ilegales e incendios forestales deben ser un delito penal en el sitio votaporlosbosques.org respondiendo una pregunta: ¿estás a favor de que se establezcan penas de prisión para los responsables de desmontes ilegales e incendios forestales? Los resultados serán entregados al Congreso de la Nación el próximo año.

“Los bosques tienen un rol fundamental en la regulación climática, en el mantenimiento de las fuentes y caudales de agua, y en la conservación de los suelos. Concentran gran parte de nuestra biodiversidad, nos brindan maderas, alimentos y medicinas, y en ellos viven muchas comunidades indígenas y campesinas”, explicó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

“En estos momentos de crisis climática evidente, con efectos concretos en distintas regiones, no podemos seguir postergando las medidas que puedan proteger los ecosistemas frágiles”.

“A pesar de que en Argentina existe una muy buena Ley de Bosques, la mayoría de los desmontes son ilegales; todos los desmontes que se realizaron en la provincia de Chaco desde el año 2020 fueron ilegales, así como el 80% de los ejecutados en Santiago del Estero. Además, 120 mil hectáreas fueron afectadas en Salta y Jujuy por los incendios forestales y rurales”, informó la organización en un comunicado.  

“Es evidente que las multas no son suficientes, los empresarios suelen incluirlas como un costo más de producción”, afirmó Giardini.

La emergencia en números

En los últimos 25 años, Argentina perdió más de 7 millones de hectáreas de bosques nativos, una superficie similar a la de la provincia de Entre Ríos.

Sólo en 2022, la deforestación en el norte de Argentina fue de más de 110.000 hectáreas, cifra a la que, si se suman los incendios, supera las 200.000 hectáreas afectadas.

El 75% de los desmontes se concentran en cuatro provincias: Santiago del Estero, Salta, Chaco y Formosa, en particular en los bosques del Gran Chaco, el segundo ecosistema forestal más grande de Sudamérica.

Via El DiariAR

Fecha 12/06/2024