Claves del último informe del IPCC: "No hay tiempo que perder"

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) presentó ayer en Suiza el informe de síntesis de su sexto ciclo de evaluación en el que pone de relieve que la humanidad sigue gastando más recursos en empeorar el cambio climático que en frenarlo o en adaptarnos.

Este es documento es clave para que los gobernantes actúen de manera decidida ante un futuro de la humanidad que según el IPCC será catastrófico si no se toman medidas. Las reacciones al informe por científicos y gobernantes no se han hecho esperar.

El secretario general de la ONU, António Guterres ha sido el primero en llamar la atención sobre la realidad que presenta el IPCC y ha hecho un llamamiento a todos los gobiernos a «suspender toda concesión de licencias o financiación de nuevos yacimientos de petróleo y gas, de acuerdo con las conclusiones de la Agencia Internacional de la Energía. Detener cualquier expansión de las reservas existentes de petróleo y gas». El máximo responsable de la ONU ha reclamado más ambición climática para la COP 28, la siguiente cita de la diplomacia climática. «Nunca hemos estado mejor equipados para resolver el desafío climático, pero debemos acelerar la acción climática. No hay tiempo que perder», ha apelado Gueterres.

Claves del informe

  • El cambio climático está causado por la actividad humana de los últimos siglos. El uso de combustibles fósiles impulsa de forma clara el calentamiento global.
  • Las políticas, la planificación y la aplicación de medidas de adaptación no están a la altura de las necesidades.
  • La temperatura global de la superficie ha aumentado más rápido desde 1970 que en cualquier otro periodo de 50 años en los últimos 2.000 años.
  • El cambio climático está teniendo impactos antes de lo previsto y algunos lugares se ven más afectados. Las comunidades vulnerables, que históricamente son las que menos han contribuido al cambio climático, están afectadas de forma desproporcionada. Hay alrededor de 3.300-3.600 millones de personas que viven en contextos altamente vulnerables al cambio climático.
  • La financiación para paliar la situación es muy insuficiente y
  • sigue estando muy superada por los flujos de financiación de combustibles fósiles.
  • Para limitar el calentamiento del planeta es necesario que las emisiones netas de CO2 sean nulas. Cuanto antes se reduzcan las emisiones en esta década, mayores serán nuestras posibilidades de limitar el calentamiento a 1,5° C o 2°.
  • Cuanto más nos alejemos de ese 1,5ºC peores serán las consecuencias para la habitabilidad de muchas partes del planeta.
  • El clima, los ecosistemas y la sociedad están interconectados. La conservación eficaz y equitativa de aproximadamente el 30-50% de la tierra, el agua dulce y los océanos de la Tierra contribuirá a garantizar un planeta sano.

Via El Independiente

Fecha 30/05/2023

 

Contacto

Redes Sociales

Copyright © 2023 Ecourbano. Todos los derechos reservados