2 de febrero, Día Mundial de los Humedales
02/02/2020 | Estos ecosistemas reducen el impacto de acontecimientos extremos como las inundaciones, las sequías y los ciclones sobre las comunidades y también el incremento de la resiliencia de estas.
Los humedales son zonas en las que el agua es el principal factor que controla tanto el medio como la vida vegetal y animal relacionada con él. A continuación te contamos los beneficios ambientales, económicos y sociales que estos ecosistemas nos brindan.

El 2 de febrero de cada año es el Día Mundial de los Humedales y en él se conmemora la fecha en que se creó la Convención sobre los Humedales (Convención de Ramsar), en 1971 en la ciudad que le dio su nombre. Todos los años organismos oficiales, ONGs y ciudadanos en todo el mundo aprovechan el día para realizar actividades encaminadas a aumentar la conciencia sobre los valores de los humedales, los beneficios que aportan y el trabajo de la Convención.
 
¿Qué son los humedales?

Los humedales son zonas en las que el agua es el principal factor que controla tanto el medio como la vida vegetal y animal relacionada con él.
Son los llamados esteros, bañados, lagunas, albuferas, arroyos, ríos, islas inundables, madrejones, pantanos, etc; pueden ser de aguas saladas, salobres o dulces.

Esto hace de los humedales ecosistemas de una rica diversidad, al albergar especies animales y vegetales acuáticas y terrestres. También son ambientes frágiles, con alto riesgo de deterioro y degradación.

Importancia y funciones de los humedales

Los humedales se cuentan entre los ecosistemas más productivos del planeta y brindan importantes beneficios económicos y sociales.
El agua es el componente fundamental de los humedales. Sin ella éstos no existirían y viceversa. Estos sistemas cumplen un papel insustituible en la provisión de agua dulce. Por ello son llamados los "riñones del planeta".

El manejo sustentable de los humedales es primordial para asegurar la provisión de agua. Los humedales por su parte necesitan de un manejo racional del agua y de las cuencas para mantenerse y cumplir sus funciones.

Los humedales brindan numerosos beneficios a través de sus:

  • Recursos (agua, peces, madera, fibras, crustáceos, plantas medicinales y demás vida silvestre).
  • Funciones (provisión de agua dulce, estabilización de la línea de costa, prevención de la intrusión de agua salada, recarga de acuíferos, retención de sedimentos y nutrientes, remoción de tóxicos, estabilización de microclimas, transporte, turismo, regulación de inundaciones y sequías)
  • Atributos (banco genético, importancia sociocultural).

Dentro de los recursos de estos ricos ecosistemas cabe destacar la vida silvestre. Podemos citar a los peces, carne de crustáceos, moluscos, anfibios, reptiles, aves y mamíferos, pieles de reptiles, turba, resaca, frutas, juncos, resinas y productos medicinales, entre otros. El uso racional (sustentable) puede brindar significativos beneficios a las economías regionales.

Las sociedades están profundamente vinculadas al uso de sus humedales, los que proveen bienes y servicios, y tienen potencialidades inexploradas para desarrollar en forma inteligente. Hay una estrecha dependencia entre las características del ecosistema y las particularidades culturales y tecnológicas de las comunidades. La calidad de vida y del trabajo depende de la salud del ambiente.

Los humedales acumulan nutrientes; la descomposición de la materia orgánica y la liberación de minerales y compuestos solubles fertilizan el humedal. La retención de nutrientes en los humedales hace que sean uno de los ambientes más productivos.

El escaso movimiento del agua superficial facilita la infiltración hacia las capas subterráneas. Además de la recarga de acuíferos, el agua se purifica al atravesar la tierra y arena hasta llegar al subsuelo, donde normalmente es limpia y potable.

Los humedales costeros sobre el litoral marítimo cumplen muchas veces la importante función de estabilizar la línea de costa. El agua dulce del humedal regula la intrusión de agua salada evitando la excesiva salinización.

La Convención de Ramsar

La Convención sobre los Humedales, o Convención de Ramsar, es un tratado intergubernamental firmado el 2 de febrero de 1971, en la ciudad del mismo nombre a orillas del mar Caspio.

Su misión es "la conservación y el uso racional de todos los humedales mediante acciones locales, regionales y nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo".

Sitios Ramsar

Al declarar un humedal como Sitio Ramsar, pasa a formar parte de la Lista de Humedales de Importancia Internacional. El objetivo es crear una red internacional de humedales para la conservación de la diversidad biológica mundial y para el sustento de la vida humana debido a las funciones ecológicas e hidrológicas que desempeñan.

La designación de sitios Ramsar es un instrumento para promover y el uso sostenible de los humedales. Es una clara demostración de voluntad y compromiso político del gobierno y de la sociedad mediante una estrategia participativa de desarrollo sustentable.

Uso Racional

La Convención de Ramsar define el uso racional de los humedales como "su utilización sostenible en beneficio de la humanidad de manera compatible con el mantenimiento de las propiedades naturales del ecosistema". Uso racional es por lo tanto sinónimo de uso sustentable.

La utilización sostenible es "el uso de un humedal de manera que dé los mayores beneficios continuados posibles manteniendo el potencial de satisfacer las necesidades y aspiraciones de las generaciones futuras".

La Convención promueve prácticas para que los humedales, prioritariamente los incluidos en la Lista de Ramsar, sigan desempeñando sus funciones, poniendo sus valores al servicio de la población humana y conservando la diversidad biológica.

Valor agregado

Para frenar la degradación de los humedales es necesario un esfuerzo coordinado de gobiernos, instituciones académicas y de investigación, iniciativa privada y ONGs en la búsqueda de alternativas. Es indispensable que las iniciativas de conservación incluyan la realidad de la pobreza. No habrá protección del ambiente si no se mantiene y genera trabajo, mediante el uso racional, en las comunidades ribereñas, mejorando la calidad de vida.

Amenazas sobre los humedales

Actualmente se registran importantes modificaciones antrópicas (por actividades humanas) en la mayor parte de las cuencas hídricas, que afectan a los humedales y a las poblaciones que de ellos dependen. La incontrolada expansión de la frontera agrícola, deforestación, sobrepastoreo, uso de tecnología inadecuada y desecación de humedales, conducen a la simplificación y reemplazo de estos ecosistemas.

La pérdida de la cubierta vegetal, bosques, pasturas, suelos fértiles-, ligada a incendios intencionales y a la agricultura insustentable, aumentan la erosión y la sedimentación. Actividades agropecuarias, industriales y mineras inapropiadas incrementan los problemas por efluentes y agrotóxicos. Tanto el régimen hídrico como la calidad del agua se ven alterados, la pesca está siendo dañada y la seguridad de las poblaciones ribereñas está amenazada.

Megaproyectos como represas, obras viales mal planificadas y transporte fluvial inadecuados impactan también sobre los humedales, las poblaciones de peces y las comunidades locales. Además de la negativa incidencia de la pesca depredatoria que no respeta las normas legales y de prácticas de comercio injusto e insustentable.

Compromiso para el manejo participativo y sustentable

Conocer el valor de los servicios ambientales, económicos y sociales que brindan los humedales ayudará a proteger estos sitios excepcionales. Los beneficios de los humedales son irremplazables; todos deberían incorporar este concepto en sus proyectos, conductas y actitudes. Los objetivos de conservación del sitio también deben incluirse en los planes de desarrollo y ordenamiento municipal, provincial y regional.

Una de las mayores debilidades es el escaso nivel de conocimiento sobre el valor económico, social y ecológico de los humedales. Pero esto puede cambiarse con información, educación y capacitación, y con procesos participativos adecuados.

Para hacer realidad el uso racional de los humedales, manteniendo la diversidad biológica y cultural, revirtiendo la pobreza y mejorando la calidad de vida, se hacen necesarios el compromiso y la participación informada y coordinada de los gobiernos, ONGs, instituciones académicas y de investigación, productores, medios de comunicación y de la sociedad en general, cada vez más consciente del valor y la potencialidad de sus recursos.
Red Escuelas Verdes
Suscripción al Boletín
Nombre:
mail:
La suscripción al boletín se envió
correctamente.

Muchas gracias

.:volver:.
Complete los datos requeridos.
Si no se envía el formulario intente
nuevamente mas tarde.

Muchas Gracias.

.:volver:.
Ud ya se encuentra registrado en
nuestro Boletín Ambiental .

Muchas Gracias.

.:volver:.
Foto de la semana
Pinturas realizadas en troncos caídos
Pinturas realizadas en troncos caídos
La artista Hawaiana Alison Moritsugu se dedica a pintar paisajes en leños y tocones de árboles, como parte de su bonito ejemplo sobre como cuidamos y tratamos el medio ambiente.
Destinatario:
e-mail:
Remitente:
Nombre:
e-mail:
Mensaje:
Código: captcha
ECOURBANO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.
El mensaje se envió en forma correcta.
Muchas gracias por comunicarse.
Ocurrió un error y no se pudo enviar el mensaje.
Intente nuevamente en unos instantes.
pie