Tener huerta propia nos brinda nutrientes de mayor calidad
08/03/2019 | Técnicos del INTA Avellaneda aseguran que la autoproducción de aromáticas, vegetales y frutas permite acceder a una alimentación saludable con gran aporte nutricional, así como generar un ahorro en las economías familiares.
Los productos de la huerta aportan vitaminas y minerales que cumplen funciones reguladoras que, en su mayoría, nuestro organismo no puede fabricar: "Por esto debemos incorporarlos a través de la alimentación. Y de esta manera regular desde la respiración, la digestión, la circulación hasta el aprovechamiento de otros nutrientes que son sumamente necesarios", indicó Camila Mantiñan, técnica del Instituto Nacional de Tecnología Aqgropecuaria (INTA) Avellaneda.

Mediante el trabajo conjunto de los técnicos del INTA con el Programa Prohuerta (INTA/MSyDSN) miles de familias pueden tener su propia huerta. No sólo obtienen verduras, vegetales y frutos, sino que también cosechan vitaminas clave para nuestra salud. Las aromáticas, otras buenas aliadas para la incorporación de potasio, calcio y manganeso.

"Las huertas son productivas y valiosas, ya que permiten acceder a vitaminas y minerales de calidad, así como generar un ahorro en las economías familiares", define Adriano De Liberto, técnico INTA Avellaneda, quien agrega que "son imprescindibles para la producción de alimentos para el auto consumo familiar y comunitario defendiendo la seguridad y soberanía alimentaria en el ámbito local".

En esta línea, Mantiñan remarcó también el valor de las plantas aromáticas y las especias como "grandes aliadas en la huerta y en nuestra nutrición ya que poseen gran parte de sus propiedades en los aceites esenciales de las hojas: al consumirlas frescas se incorpora potasio, calcio, manganeso", y recordó que "condimentar con aromáticas permite realzar sabores y reducir el consumo de sodio y sal".

A modo de ejemplo la técnica de INTA Avellaneda destacó que dentro de los alimentos más ricos en calcio están: la albahaca, la ajedrea, tomillo, salvia, menta, romero, coriandro, algas, canela y el sésamo.

Puntualmente la vitamina A está presente en los vegetales de color naranja, rojo y amarillo como la zanahoria, el zapallo, los pimientos rojos, las batatas, durazno; y en los de color verde oscuro como el perejil y el brócoli. Esta es necesaria para el crecimiento y el desarrollo del organismo. Además, mantiene la salud de la piel, de los bronquios e intestinos, que constituyen la primera defensa del organismo frente a las infecciones y preserva la salud de la vista.

Obtenemos vitamina C en las frutas y verduras pero con mayor concentración en los cítricos (limón, naranja, pomelo), las verduras de hoja de color verde intenso, pimientos verdes, perejil y brócoli. Incorporarla es clave para proteger de infecciones, y además interviene en la cicatrización de heridas, preserva la salud de las encías y ayuda a absorber el hierro que proviene de la alimentación diaria.

Ambas vitaminas: A y C son antioxidantes y evitan el envejecimiento de los tejidos, se lee en el libro La huerta Orgánica del Programa Prohuerta (INTA/MSyDSN).

Mónica Drabyk, técnica INTA Lomas de Zamora, resume que tanto las frutas como los vegetales contienen "una gran cantidad de vitaminas desde la A, la B, la C, la D, la E, la K� son completísimas. Tienen todo desde aminoácidos hasta macro y micro minerales. Sin dudas satisfacen para cubrir una muy buena alimentación y son grandes aliados de la salud ya que tienen todo los necesario para estar vigorosos y fuertes".

Secretos para aprovecharlas mejor

Para aprovechar mejor estos nutrientes los técnicos del INTA AMBA recomiendan, por ejemplo, utilizar el agua donde se cocinaron las verduras (jugo de cocción) para enriquecer otras comidas ya que muchas de las vitaminas estarán allí.

Agregar jugo de limón durante la cocción de los vegetales, como condimento de ensaladas o una vez cocidas ayuda a preservar las vitaminas y a absorber mejor el hierro de los alimentos. Por otra parte, cocinar por más tiempo del necesario produce pérdida de vitaminas.

La huerta es cultura, una forma de transmisión del saber popular, un gran aporte alimentario y fuente de vitaminas y minerales: "Cuando cultivamos cada semilla una porción de nuestras raíces vuelve a estar presente con nosotros y así se enaltecen los valores que encierra cada fruto desde su color, aroma, sabor que puede llevarnos a recuerdos de infancia� de la vida�", coinciden ambos especialistas del INTA Avellaneda.

Fuente: INTA


Red Escuelas Verdes
Suscripción al Boletín
Nombre:
mail:
La suscripción al boletín se envió
correctamente.

Muchas gracias

.:volver:.
Complete los datos requeridos.
Si no se envía el formulario intente
nuevamente mas tarde.

Muchas Gracias.

.:volver:.
Ud ya se encuentra registrado en
nuestro Boletín Ambiental .

Muchas Gracias.

.:volver:.
Foto de la semana
8 de Marzo Día Internacional de la Mujer
8 de Marzo Día Internacional de la Mujer
Si bien no siempre se les reconoce, las mujeres desempeñan un papel esencial en garantizar la protección de ecosistemas frágiles, la capacidad de las familias para sobrevivir a los desastres naturales y la gestión justa, eficiente y sostenible de los recursos naturales.
Destinatario:
e-mail:
Remitente:
Nombre:
e-mail:
Mensaje:
Código: captcha
ECOURBANO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.
El mensaje se envió en forma correcta.
Muchas gracias por comunicarse.
Ocurrió un error y no se pudo enviar el mensaje.
Intente nuevamente en unos instantes.
pie