Un boliche en Ámsterdam juntará orina para producir fertilizantes
04/01/2017 | A partir de enero, una importante sala de conciertos recolectará la orina de los asistentes masculinos en un tanque, la transportará a una planta de tratamiento y la convertirá en fertilizante.
Por las decenas de miles de bicicletas que recorren Ámsterdam a diario, es sabido que es una ciudad muy comprometida con el medio ambiente. Pero la actitud responsable de la ciudad holandesa no se queda solo en el transporte. A partir de enero, una importante sala de conciertos recolectará la orina de los asistentes masculinos en un tanque, la transportará a una planta de tratamiento y la convertirá en fertilizante.

Si bien el caso es llamativo, no es novedad que se busquen maneras de utilizar orina para propósitos útiles y amigables con el medio ambiente. Desde elaborar una hormona contra la infertilidad a desarrollar una batería para celulares. A cargo de esta misión estará el Heineken Music Hall, que desde enero pasará a llamarse AFAS Live.

Los organizadores hicieron la prueba el 2 de diciembre durante un concierto y lograron guardar 4125 litros de orina. Con 40.000 litros se podría fertilizar un terreno del tamaño de una cancha de fútbol. Si bien ya se han hecho acciones como estas, se espera que la iniciativa se convierta en una costumbre.

Por noche, 3000 hombres asisten al boliche. Los residuos de las mujeres, por ahora, no serán utilizados por la dificultad mayor que genera recolectarlos desde el inodoro.

Fuente: La Nación


Red Escuelas Verdes
Suscripción al Boletín
Nombre:
mail:
La suscripción al boletín se envió
correctamente.

Muchas gracias

.:volver:.
Complete los datos requeridos.
Si no se envía el formulario intente
nuevamente mas tarde.

Muchas Gracias.

.:volver:.
Ud ya se encuentra registrado en
nuestro Boletín Ambiental .

Muchas Gracias.

.:volver:.
Foto de la semana
Artista usa antiguos discos compactos para crear esculturas de animales
Artista usa antiguos discos compactos para crear esculturas de animales
Sean Avery es un artista australiano que utiliza antiguos discos compactos para crear esculturas de varios animales. Realizar cada una de estas obras le toma cerca de una semana, para ello usa tijeras de cocina, pegamente y otros materiales, además de mucha paciencia.
Destinatario:
e-mail:
Remitente:
Nombre:
e-mail:
Mensaje:
Código: captcha
ECOURBANO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.
El mensaje se envió en forma correcta.
Muchas gracias por comunicarse.
Ocurrió un error y no se pudo enviar el mensaje.
Intente nuevamente en unos instantes.
pie