Buscan revertir el colapso hídrico del sur entrerriano
25/01/2018 | En las últimas semanas de 2017, el Corufa comenzó a enviar intimaciones a los dueños de diques y terraplenes que impiden el normal curso de las aguas. Exigen regularizar obras hídricas y trabajos paliativos.
Luego de varios años de ser prácticamente un sello de goma, la administración del gobernador Gustavo Bordet puso nuevamente en funcionamiento el Consejo Regulador del Uso de Fuentes de Agua (Corufa), ente creado en 1998 a través de la Ley Nº 9.172.

El Corufa tiene por objeto, según ordena la normativa vigente, la regulación del uso, aprovechamiento del recurso natural constituido por las aguas subterráneas y superficiales con fines económicos productivos en todo el territorio de la provincia, tendiente a lograr su mejor empleo bajo los principios de equidad, proporcionalidad y racionalidad, apuntando a su conservación y defensa con el fin de mejorar la producción en armonía con el medio ambiente.

En el último tramo de 2017, el Corufa decidió intimar a los dueños de diques y terraplenes, que entorpecen el normal curso de las aguas del delta entrerriano, a realizar obras que mitiguen los efectos hídricos y productivos de sus obras de defensa, una medida largamente reclamada en las zonas afectadas.

Eduardo Asueta, el coordinador del Corufa, en este sentido, consignó que en los dos últimos años el ente se fijó una agenda de trabajo para el ordenamiento administrativo y, en ese marco, se dispuso una moratoria general para promover la regularización de las obras hídricas, principalmente en la zona sur de la provincia, concretamente en el delta, que se encuentra en situación de colapso hídrico.

"Buscamos ordenar el territorio y promover el aprovechamiento sostenible del recurso agua con el objetivo de poner en valor la región en términos productivos y ambientales", remarcó el funcionario provincial.

Las intimaciones que se comenzaron a realizar en diciembre buscan morigerar el impacto negativo de los endicamientos y terraplenes ilegales construidos en los últimos 15 años �algunos de ellos muy famosos por su repercusión mediática� que generaron situaciones de conflicto por los perjuicios ocasionados.

Los propietarios de los diques, según Asueta, "entienden completamente la medida, confían en la propuesta oficial y están dispuestos a pagar el canon que impulsamos. Lo ven como algo beneficioso".

El Corufa, en principio, exige la regularización de las obras hídricas, con la realización de obras paliativas cuando los diques o terraplenes ocasionan daños. Impulsa, además, el pago de un canon compensatorio de bajo costo que "nos permita armar un fondo con el cual poder llevar a cabo obras de mantenimiento del sistema hídrico deltaico", señaló Asueta.

El delta, explicó, "es un gran valle de inundación y quien ocupa el espacio físico de ese valle de inundación aumenta la inundabilidad de los demás y genera situaciones de colapso general". Para revertir estas situaciones son necesarias obras que se financiarían con el pago de ese canon.

El 20% de la superficie del delta entrerriano, según algunas estimaciones, se encuentra endicada. Otras hablan de entre un 16% y 18%.

Cautela.

Mientras, los productores afectados por estas obras ilegales se muestran cautelosos ante las medidas adoptadas por el Corufa.

Arturo Berisso, referente de La Conchera SA, establecimiento afectado por el terraplén de La Calera, por ejemplo, le dijo a EL DIARIO que "para nada se ha alcanzado un acuerdo definitivo" en tal sentido "y menos con la firma que represento, que es una de las más afectadas por ese terraplén �clandestino’ que nunca tuvo la aprobación del Corufa". La existencia de ese terraplén "ha ocasionado pérdidas millonarias a los vecinos de la zona, quedando demostrado hasta el presente lo aberrante de la obra, que fue construida sin autorización previa en franca violación a la Ley de Aguas", remarcó Berisso.

"La aparente decisión de proceder a la apertura del arroyo Viraguay puede resultar un paliativo para algunos vecinos, pero de ninguna manera constituye una solución para La Conchera y los demás campos vecinos, lo que requeriría de un tratamiento integral del asunto y cuyo cumplimiento sería de exclusiva responsabilidad del Corufa, que desde hace ya 15 años ha venido demorando pronunciarse al respecto, permitiendo el accionar discrecional de los autores de la megaobra ilegal", agregó.

De todas maneras, Berisso pronosticó que "es muy difícil, en este caso, que la mano dañina del hombre pueda contener a las fuerzas de la naturaleza. Ha quedado demostrado, como muchos otros, que son emprendimientos que nada tienen que ver con un desarrollo productivo sustentable, sino de empresas que anteponen el interés económico por sobre el cuidado de los recursos, del ambiente y de las personas".

Asueta, sin embargo, cree que en este caso particular "hemos logrado un avance importante" para resolver el conflicto durante una reunión de la que participaron representantes de la familia Pou, quienes se comprometieron, en un plazo de cinco meses, a abrir el cauce natural del arroyo Viraguay. "Esto solucionará los problemas de los vecinos del lado este del terraplén, que son varios y vienen siendo damnificados desde hace 30 años", subrayó Asueta, aunque admitió que "falta una solución �pero hay una propuesta de obra paliativa� para la familia Berisso y otros vecinos que están del lado oeste del terraplén. Acá la familia Pou deberá hacer un esfuerzo más para saldar este problema".

Asueta remarcó que en todos estos conflictos, muchos de los cuales llevan años, "estamos exigiendo puntos de equilibrio, de entendimiento, de razonabilidad y de diálogo" y con "mucho trabajo hemos ido acercando a las partes" en disputa.

Escepticismo.

Armando Cadoppi, ex presidente de la Sociedad Rural de Islas y uno de los primeros en denunciar la situación de colapso del delta del Paraná, por su lado, se mostró descreído ante los que considera falta de acciones políticas concretas tanto del Gobierno provincial como del nacional.

"Se siguen haciendo diques y el Estado sigue haciendo caminos", le dijo a Cadoppi a EL DIARIO, y reconoció que el Corufa, desde la asunción de Asueta, tiene "un buen discurso y ha organizado reuniones para tratar el tema. Eso es muy positivo porque es un reconocimiento de que el Estado se ha mantenido ausente".

El problema, a juicio de Cadoppi, más allá de las buenas intenciones de Asueta, es "la falta la decisión del Gobierno provincial para avanzar y resolver las cosas. Nos hemos reunido varias veces en los últimos meses y no hemos visto un plan hídrico en serio y tampoco hemos visto que se empiecen a destapar los arroyos que se han obstruido ilegalmente", remarcó, al tiempo que se quejó porque "sólo nos han propuesto que los productores hagamos aportes para subsanar errores de quienes han cortado arroyos o de las obras mal hechas por el Estado".

Cadoppi recordó que en el departamento Islas hay productores que tienen sus campos inundados desde hace tres años. "Se han gastado prácticamente todo lo que tenían pagando impuestos, cargas sociales, reparando infraestructura, y todavía no han podido reconstruir su ciclo productivo y mucho menos salir de la crisis", describió. Aportó, en este sentido, un dato acaso poco conocido: la gran mayoría de los campos de Islas están en venta porque los productores "han bajado los brazos".

Ante este panorama, entonces, que "nos vengan con un discurso de agregado de valor y de reconversión es fantástico, pero si eso no es acompañado por medidas impositivas y crediticias adecuadas, y si el Estado no pasa a realizar acciones concretas, lamentablemente el delta seguirá en el colapso en el que se encuentra", advirtió el ex presidente de la Sociedad Rural isleña.

Así como criticó "la falta de acciones concretas" del Gobierno provincial, Cadoppi también cargó la Casa Rosada por no prestar atención a un tema de la gravedad del que padece el delta y se mostró "descreído" del Gobierno nacional.

Fuente: El Diario


Red Escuelas Verdes
Suscripción al Boletín
Nombre:
mail:
La suscripción al boletín se envió
correctamente.

Muchas gracias

.:volver:.
Complete los datos requeridos.
Si no se envía el formulario intente
nuevamente mas tarde.

Muchas Gracias.

.:volver:.
Ud ya se encuentra registrado en
nuestro Boletín Ambiental .

Muchas Gracias.

.:volver:.
Foto de la semana
NADA ES IMPOSIBLE
NADA ES IMPOSIBLE
Este es el acertado título que la fotógrafa polaca Lentilcia le ha puesto a esta instantánea. Una mariquita y un diente de león en una composición perfecta. Via: photoblog.pl Autor: allpe.
Destinatario:
e-mail:
Remitente:
Nombre:
e-mail:
Mensaje:
Código: captcha
ECOURBANO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.
El mensaje se envió en forma correcta.
Muchas gracias por comunicarse.
Ocurrió un error y no se pudo enviar el mensaje.
Intente nuevamente en unos instantes.
pie