Entrerrianos crean una máquina que podría poner fin a los basurales
28/12/2018 | En 2011 se conformó la Cooperativa de Trabajo Reciclaje Liebig. Actualmente encuentran abocados a la elaboración de una novedosa máquina de destrucción de basura, achicando un 70% su volumen en un corto lapso de tiempo.
En 2011 se conformó la Cooperativa de Trabajo Reciclaje Liebig. Tres de sus integrantes, Mario Vernay, Lidia Martínez y Ramón Vizcarra, contaron cómo es su trabajo.

"En Corrientes capital conocí a un ingeniero que trabaja en una recicladora de plásticos en Misiones y me entusiasmó. Comenzamos con Lidia a hacer reciclado en el patio de la casa de mi suegra. Como yo era entrerriano le pusimos 'Recicladora El Entrerriano'. Por razones familiares vinimos a instalarnos en Liebig; hablé con el presidente de la Junta, Julio Pintos, consiguió el terreno e hicimos un contrato. Hace 7 años empezamos con la cooperativa", cuenta Mario, vicepresidente.

Pero no todo ha sido sencillo para estos emprendedores. "La ONU nos donó medio millón de pesos, luego de seleccionarnos entre mil carpetas en la costa del río Uruguay. El proyecto incluía la instalación de termo tanques solares para lavar con agua caliente los nylon de los frigoríficos. Depositamos el 50% por adelantado a una empresa de Colón. Tenemos la boleta, pero nunca nos dieron nada. La dirección que nos dieron pertenece a una casa particular pero jamás nos atendieron. Por teléfono nos han dicho que faltaba esto o aquello y nunca nada. Después nos enteramos que no somos los únicos estafados", comentan.

Por el momento, la recicladora se dedica a producir la materia prima (grumo). "Derretimos el material y lo vendemos para elaborar productos como bolsas de consorcio, caños, ropa, nylon para pescar y carcasas de celulares, entre otras cosas", acotan.

El sueño de construir un barrio con ladrillos ecológicos

Entre los emprendimientos de la recicladora del pueblo están los ladrillos ecológicos. "El exsecretario de Medio Ambiente Fernando Raffo me avisó que estaban dando dinero para comprar una máquina que hace ladrillos ecológicos. Preparé una carpeta y lo obtuvimos. Por el momento hicimos una prueba de mil ladrillos, pero necesitamos un galpón nuevo exclusivo para esa tarea, ya que lleva un secado a la sombra. Campo tenemos de sobra, pero nos hace falta plata para armar la estructura, que debe ser al menos de 15 metros de largo por 10 de ancho", indica. Y agrega: "Tenemos la idea de hacer un barrio con ladrillos ecológicos e insertarlos en el mercado".

Más allá de la contribución al medio ambiente, uno de los beneficios de los ladrillos ecológicos es el importante ahorro de dinero que significaría en una construcción, tanto por el inferior costo por ladrillo (aproximadamente un 40%) como por la menor cantidad de materiales que se necesitarían, más allá de la contribución con el medio ambiente.

Una máquina para destruir la basura

La cooperativa está integrada por 12 personas (aunque la cantidad va fluctuando) de los cuales tres son de Buenos Aires y viajan para acá cada tanto. Son quienes se dedican al armado de máquinas. Entre ellos está Ramón Vizcarra, quien se sumó a la iniciativa ya que venía a la zona para buscar plástico.

En estos momentos se encuentran abocados a la elaboración de una novedosa máquina de destrucción de basura, achicando un 70% su volumen en un corto lapso de tiempo. "Sacando los materiales reciclables, el resto se puede utilizar como abono orgánico. La armamos en Bs. As. y la trasladaremos a Liebig", explica Ramón.

Sobre las características de la máquina ?a la que le han puesto como nombre 'Mara la fiera'- detalla que "el tamaño es de 2,50 metros de largo, por 1,40 de ancho y 1,50 de alto. El costo aproximado de elaboración es de $500.000 y lleva un motor de 50 caballos. Trabaja con dos circuitos, uno que destruye y el otro que pica. Se saca lo que es reciclable y sirve para vender y se pone la bolsa de basura directamente en una cinta que la transporta a la máquina. Tritura todo menos fierro, incluso ramas y vidrio. Nosotros hicimos una maqueta como prueba, con un motor de 10 caballos y los resultados fueron muy buenos. Le mostramos un video con su funcionamiento a las autoridades provinciales y nos dijeron que estarán presentes cuando la pongamos en marcha en Liebig".

"Queremos imponerla en principio en los municipios chicos de Entre Ríos, alquilando su servicio con un operario nuestro para que la maneje. Luego, quienes requieran una máquina nueva, se le pedirá el 50% del costo por adelanto, el cual luego se descontará en el contrato de alquiler. Cuando la máquina llegue a Liebig el intendente invitará a Medio Ambiente de la provincia, el INTA, el INTI, medios de comunicación y autoridades de la zona. Estimamos que será a principios de febrero", dice.

Los entrevistados agregan: "Frente a la planta de reciclado tenemos el basural de Liebig, y como estamos a favor del cuidado del medio ambiente y en contra de los basurales a cielo abierto, quisimos buscarle la vuelta para que desaparezca el basural y sirva de ejemplo para otros municipios".

"El presidente de la Junta de Gobierno siempre nos apoyó", sostiene Mario Vernay, y cuenta que en el último tiempo se vieron seriamente perjudicados por el incremento de las tarifas eléctricas, por lo cual llegaron a un acuerdo para el año que viene, en que Liebig se convertirá en municipio. "Ellos se harán cargo de la luz y nosotros le destruiremos la basura con la máquina nueva, por lo que no tendremos basura ni contaminación", finaliza diciendo.

Para comunicarse con la cooperativa pueden hacerlo acercándose a la Junta de Gobierno de Pueblo Liebig o llamando al teléfono (03447) 15401255. También se los puede encontrar en Facebook como Cooperativa de Trabajo Reciclaje Liebig.


Red Escuelas Verdes
Suscripción al Boletín
Nombre:
mail:
La suscripción al boletín se envió
correctamente.

Muchas gracias

.:volver:.
Complete los datos requeridos.
Si no se envía el formulario intente
nuevamente mas tarde.

Muchas Gracias.

.:volver:.
Ud ya se encuentra registrado en
nuestro Boletín Ambiental .

Muchas Gracias.

.:volver:.
Foto de la semana
"Destruir la naturaleza es destruir la vida"
"Destruir la naturaleza es destruir la vida"
El activista medioambiental alemán Robin Wood, ha querido mostrar a la Humanidad el daño infligido de una manera gráfica, sencilla y clara. Una campaña que ha logrado en Alemania un gran impacto social.
Destinatario:
e-mail:
Remitente:
Nombre:
e-mail:
Mensaje:
Código: captcha
ECOURBANO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.
El mensaje se envió en forma correcta.
Muchas gracias por comunicarse.
Ocurrió un error y no se pudo enviar el mensaje.
Intente nuevamente en unos instantes.
pie