Somos lo que comemos: El llamado de la Soberanía Alimentaria
02/11/2021 | El activista argentino Marcos Filardi revela el entramado agroindustrial de la producción de alimentos. Explora la complejidad de la agroindustria y el paradigma de Soberanía Alimentaria, como un camino. Una invitación a tomar conciencia sobre el acto de comer.

Por Laura Becerra Ortiz 

En el acto 铆ntimo de alimentarnos est谩n impl铆citos la tierra, las manos que cultivaron, el transporte, la industrializaci贸n, los negocios, la geopol铆tica y, por supuesto, los modos de vida. En este art铆culo, Laura Becerra Ortiz dialoga con el fundador del Museo del Hambre. Exploran la complejidad de la agroindustria y el paradigma de Soberan铆a Alimentaria, como un camino.

Marcos Filardi naci贸 en la Capital Federal en 1979. A los cinco a帽os, mirando la televisi贸n observ贸 im谩genes de la hist贸rica hambruna et铆ope, donde murieron un mill贸n de personas por no tener qu茅 comer. Desde all铆 nada fue igual para 茅l. El creador del Museo del Hambre es uno de los defensores de la Soberan铆a Alimentaria. En nuestro di谩logo comparte sus ideas sobre el paradigma del buen vivir en contraposici贸n al agronegocio y c贸mo podemos llevar conciencia al acto cotidiano de alimentarnos.

Estudi贸 abogac铆a para tener herramientas de cambio social. Se dedic贸 de lleno a los derechos humanos y espec铆ficamente al 谩mbito de la alimentaci贸n. Pero esas im谩genes de la infancia lo segu铆an impactando. Por ello, en 2006 comenz贸 un recorrido que llam贸 鈥El viaje del Hambre鈥, donde conoci贸 dieciocho pa铆ses de 脕frica y Asia en busca de algunas respuestas. A su regreso a Argentina, recorri贸 distintas regiones de su pa铆s con el objetivo de sentir la problem谩tica y observar las respuestas de las comunidades. Sobre este periodo de exploraci贸n e investigaci贸n, Filardi afirma: 

Hubo intentos de respuestas y muchas m谩s preguntas. Volv铆 con el concepto de seguridad alimentaria, que plantea c贸mo hacer para que el alimento llegue a todas las personas, pero una vez aqu铆 [en Argentina], fue Miryam Gorban quien me habl贸 del paradigma de la soberan铆a alimentaria. Se trata de un concepto mucho m谩s profundo, introducido por la V铆a Campesina en 1996. As铆 empec茅 a entender de qu茅 se trataba y me volv铆 un fiel defensor de ese paradigma. 

-Laura Becerra Ortiz: 驴C贸mo est谩 estructurado en la actualidad el modelo agroindustrial que nos alimenta?

Marcos Filardi: Existe un sistema claramente hegem贸nico y dominante a nivel mundial. En Argentina, se producen commodities bajo la forma de monocultivos destinados centralmente a la exportaci贸n. En el 鈥cuello de botella鈥 est谩n quienes comercializan los insumos (semillas, agrot贸xicos, antibi贸ticos, maquinaria agr铆cola), quienes monopolizan la comercializaci贸n mundial de granos y oleaginosas, la industria alimentaria y los hipermercados y supermercados.

Luego, la industria alimentaria aparece con ocho empresas principales, que toman esas materias primas y las procesan agreg谩ndoles az煤car, sal, grasas y aditivos. Por su parte, en la industria qu铆mica, los paquetes tecnol贸gicos dominantessemilleras, agrot贸xicos y transg茅nicos han realizado grandes fusiones de firmas que hoy son cuatro, ellas monopolizan la producci贸n y comercializaci贸n de los insumos utilizados para la producci贸n en el modelo dominante. Ellas definen qu茅 se planta, c贸mo, con qu茅 calidad y a qu茅 precio.

Adem谩s, las farmac茅uticas forman un circuito cerrado: empresas l铆deres a nivel mundial en venta de agrot贸xicos, probables cancer铆genos, y a su vez, l铆deres en la venta de medicamentos de quimioterapia. En este segmento tambi茅n est谩n los antibi贸ticos y antivirales que se usan principalmente y de manera intensiva en la producci贸n ganadera.

Adem谩s, se trata de un modelo petr贸leo-dependiente, porque en cada eslab贸n hay grandes cantidades de gas y petr贸leo. Y tambi茅n, esta industria est谩 cada vez m谩s enlazada con la de la informaci贸n y la comunicaci贸n.

Por 煤ltimo, aparecen los bancos y grandes compa帽铆as financieras que especulan y financian. Hoy la tierra y las semillas son activos financieros y el agua cotiza en bolsa. El agronegocio tiene por objeto ir donde est谩 la demanda solvente, no busca alimentar.

En Argentina, por ejemplo, se usan m谩s de 600 millones de litros-kilos de agrot贸xicos por a帽o y esas cantidades est谩n presentes en el agua que bebemos, en el aire que respiramos y en todos los alimentos que comemos. Existen evidencias que demuestran problema de salud asociados: c谩nceres, problemas end贸crinos, cerebrales, abortos espont谩neos, trastornos de fertilidad, problemas en la piel, malformaciones, da帽os gen茅ticos.

Por otro lado, los alimentos ultraprocesados, con grandes cantidades de az煤cares, sales, aditivos, tambi茅n son grandes generadores de enfermedades y, a su vez, todo este sistema nos somete a resistencias bacterianas, porque no hay eficacia antibi贸tica por los medicamentos que se aplican al alimento (en carnes, l谩cteos, etc.). En este punto vale la pena mencionar que en la producci贸n industrial de carnes est谩 el caldo de cultivo de las zoonosis, tan vigentes hoy con la pandemia.

-驴Cu谩l es el planteamiento de la Soberan铆a Alimentaria como alternativa?

Se trata de un paradigma que se contrapone y que entiende la existencia de otros modos de producir nuestros alimentos en armon铆a con la naturaleza y los seres. Plantea la agroecolog铆a en la que se engloban distintas formas de verdadera cultura agr铆cola. Aqu铆 encontramos la biodin谩mica, la permacultura, la agroecolog铆a extensiva y ancestrales. Modos de ser, estar y habitar la naturaleza, de producir nuestros alimentos viendo a la naturaleza no como algo ajeno sino como parte, trabajando junto con ella.

Por otro lado, busca poner el foco en la agricultura familiar campesino-ind铆gena; los pescadores artesanales y los pastores tradicionales, que a煤n hoy (pese a los problemas de acceso al agua, la tierra y las semillas) producen el 80% de los verdaderos alimentos a nivel global y el 60% en Argentina. 

En la distribuci贸n, la Soberan铆a Alimentaria propone la actuaci贸n de la econom铆a social y popular, estimular la producci贸n local para abastecimiento local y permitir el acercamiento virtuoso entre el productor y el comensal para que se puedan conocer a trav茅s de ferias, comercializaci贸n directa, mercados de proximidad, cooperativas de consumo. Genera un acceso al alimento de calidad a un precio justo para el productor que le permite una vida digna. 

El tercer aporte es una invitaci贸n a pensar nuestros bienes comunes naturales: tierra, agua, semillas, alimentos. En manos de qui茅n se ponen y al servicio de qu茅. La tierra es fundamental para este sistema y por eso pide una reforma agraria integral, para que est茅 en manos de quien la necesite y la trabaje en armon铆a con la naturaleza. Que sea un verdadero derecho humano. Este es un tema central para la soberan铆a alimentaria.

La soberan铆a alimentaria como paradigma entiende que somos naturaleza: somos agua, somos aire y somos el alimento que comemos. El 煤ltimo punto es la ciencia digna, la que plantea un di谩logo de saberes con los pueblos originarios y saberes de las campesinas y los campesinos, que son quienes parecen tener la llave para sacarnos del entuerto donde estamos metidos. Estamos hablando de un paradigma verdaderamente revolucionario.

-Frente a este panorama, 驴qu茅 podemos hacer nosotros como consumidores?

Cada vez hay m谩s disposici贸n para construir el buen vivir en los territorios. En Argentina, ya hay 100 mil hect谩reas agroecol贸gicas y muchas organizaciones campesinas est谩n transitando su proceso hacia la Soberan铆a Alimentaria, organiz谩ndose para trabajar sus tierras de otro modo. Existen colonias de abastecimiento como la Uni贸n de Trabajadores de la Tierra (UTT), hay ferias y cooperativas. Estamos ya construyendo la Soberan铆a Alimentaria.

La salida es colectiva sin dudas, debemos hacer todo lo que est茅 a nuestro alcance: generemos la necesidad de discutir estos temas en cada lugar. Pongamos el cuerpo para demandar pol铆ticas p煤blicas, porque el Estado est谩 tironeado por los intereses econ贸micos.

Quienes tenemos la fortuna de comer todos los d铆as debemos ponernos a pensar en el alimento, podemos convertir ese acto en un acto pol铆tico. Qu茅 nos llevamos a la boca en la pr贸xima comida, qui茅n lo produjo, c贸mo, cu谩l es su cadena de producci贸n y distribuci贸n hasta que llega a nuestra mesa. Somos lo que comemos y es mucho lo que est谩 en juego en ese evento tan 铆ntimo que es c贸mo nos alimentamos. Ya poner luz sobre esto es un gran camino y es en defensa propia que nos hagamos estas preguntas.

 

Museo del Hambre 

Marcos es el fundador de este espacio en el barrio San Crist贸bal, que se presenta como: 鈥渃entro de lucha por la soberan铆a alimentaria. Un punto de convergencia, de encuentro y de reuni贸n de todxs los que venimos luchando por la soberan铆a alimentaria de nuestros pueblos desde distintos 谩mbitos. 

Este Museo pretende ser, tambi茅n, una unidad del buen vivir, donde podamos compartir experiencias y herramientas para caminar, colectivamente, hacia la realizaci贸n de la soberan铆a alimentaria y el bienestar de nuestros pueblos鈥. 

Su lema es: 鈥淓l hambre, s贸lo en un Museo鈥.

 

Fuente: Hojas de inspiraci贸n

Red Escuelas Verdes
Suscripción al Boletín
Nombre:
mail:
La suscripción al boletín se envió
correctamente.

Muchas gracias

.:volver:.
Complete los datos requeridos.
Si no se envía el formulario intente
nuevamente mas tarde.

Muchas Gracias.

.:volver:.
Ud ya se encuentra registrado en
nuestro Boletín Ambiental .

Muchas Gracias.

.:volver:.
Destinatario:
e-mail:
Remitente:
Nombre:
e-mail:
Mensaje:
Código: captcha
ECOURBANO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.
El mensaje se envió en forma correcta.
Muchas gracias por comunicarse.
Ocurrió un error y no se pudo enviar el mensaje.
Intente nuevamente en unos instantes.
pie