La agroecología y el camino a la felicidad
09/11/2021 | Cada vez son más las personas que eligen producir alimentos sanos y libres de veneno y han transformado, junto a los modos de producir, sus propios modos de vivir. Compartimos experiencias y sentires de quienes decidieron abrazar otra forma de habitar el campo.

Por Lautaro Romero

Rub茅n Rey es tambero en la localidad de 30 de agosto, en Trenque Lauquen, Buenos Aires. Lleva una d茅cada en transici贸n de la producci贸n tradicional hacia la agroecolog铆a. Investig贸. Hizo viajes, camin贸 por los territorios. Conect贸 con las personas y sus experiencias. Hoy Rub茅n tiene su propia marca de leche, 鈥淐imarrona鈥, que se encarga de envasar y vender en los comercios locales a 100 pesos el sachet.

Mientras charla con C铆trica, Rub茅n 鈥搎uien produce de 60 a 80 litros por d铆a鈥 observa el campo, unas 80 hect谩reas: est谩 lleno de golondrinas. Hac铆a a帽os que no ve铆a tantas. Por eso las observa. Como observa a las vaquitas de San Antonio posarse en las pasturas. Aprendi贸 que estos bichos hermosos y coloridos se comen los pulgones que se alimentan de la savia de las plantas. Y que ya no era necesario usar fertilizantes, herbicidas y distintos insumos qu铆micos para enfrentar esta plaga. Tambi茅n aprendi贸 que el gram贸n, una especie de maleza que comen sus vacas, tiene prote铆nas, y que las malezas no son tan malas despu茅s de todo.

鈥淢i vaca lo 煤nico que come es pasto para generar la leche, y es un pasto totalmente natural, sin agroqu铆micos 鈥揹ice Rub茅n鈥. La leche se pasteuriza dentro del sachet, es decir que no hay riesgos de contaminaci贸n ni de bacterias. La leche que est谩s consumiendo es totalmente natural. Con el otro sistema era muy simple: contratabas a una fumigadora para que venga, te queme toda la maleza, ven铆as, sembrabas y nada m谩s. Sin embargo, cuando pasa una m谩quina fumigando, todo eso muere porque el suelo est谩 muerto. Nuestra visi贸n empieza por el suelo, es nuestro fuerte, hay que recuperarlo. Despu茅s uno busca darle valor agregado al producto鈥. Luego sentencia: 鈥淟a gente deber铆a cambiar el paladar, hoy la leche industrial es 90 por ciento agua鈥. 

El otro sistema del que habla Rub茅n son las grandes cadenas y monopolios que depredan todo a su paso, que ponen en riesgo al planeta, que insisten con el uso de paquetes tecnol贸gicos para producir comida que enferma y no alimenta. Que hablan de progreso, pero fomentan la exclusi贸n y no hacen nada para asegurar el bienestar de los peque帽os productores, ni para recuperar los valores de la agricultura familiar.

La transici贸n hacia la agroecolog铆a suele ser gradual: un productor de 200 has., por ejemplo, comienza a probar con este modo de producci贸n en 30 has., recupera la fertilidad del suelo, detecta que tambi茅n es rentable y as铆 se expande a m谩s hect谩reas. Y cuando los productores tradicionales se enteran que los agroecol贸gicos redujeron los costos, no est谩n endeudados y el campo tiene m谩s vida, les llama la atenci贸n. En distintos puntos de la pampa h煤meda hay casos de productores que antes produc铆an soja y ma铆z para exportar y decidieron reconvertirse para priorizar la producci贸n de alimentos para el mercado interno (frutas y verduras, hortalizas, carne).

Rub茅n: 鈥淣osotros producimos en pesos y compramos en d贸lares. Si segu铆amos trabajando as铆, haciendo las cosas mal, hoy hubi茅semos desaparecido como productores tamberos, o estar铆amos en grandes problemas econ贸micos. En nuestro caso, la producci贸n es un poquito inferior, pero es m谩s barata. No tenemos grandes gastos. Adem谩s, la agroecolog铆a hace que tomes conciencia y te conectes m谩s con el campo. Tengo una tranquilidad enorme y la satisfacci贸n de saber que cuando yo te llevo la leche al domicilio, es un producto sano y no le estoy haciendo da帽o a nadie. Y la felicidad de ver a mis hijos corriendo dentro de un campo donde no hay m谩s que seres vivos. Conoc铆 un mont贸n de gente que est谩 en la misma situaci贸n, hay muchas ganas y somos cada vez m谩s los que tratamos de hacer el cambio鈥.

Seg煤n el Censo Nacional Agropecuario m谩s reciente (2018), hay unos 5.000 establecimientos en el pa铆s con producci贸n org谩nica, agroecol贸gica y/o biodin谩mica. A su vez, la Red Nacional de Municipios y Comunidades que Fomentan la Agroecolog铆a (RENAMA) registra m谩s de 100 mil hect谩reas en esa senda productiva.

Para fomentar, visibilizar y fortalecer la idea de que la agroecolog铆a actualmente es mucho m谩s que un horizonte, mucho m谩s que un sue帽o, sino m谩s bien un alternativa (con hashtag propio: #ElCaminoEsLaAgroecolog铆a) que est谩 instalada desde hace tiempo en los territorios, la RENAMA junto a la Sociedad Argentina de Agroecolog铆a (SAAE) y la Direcci贸n Nacional de Agroecolog铆a (DNAE) impulsaron la celebraci贸n del VII Mes de la Agroecolog铆a (del 20 de octubre al 20 de noviembre) en distintas provincias.

Hay una agenda nutrida de actividades, charlas, visitas a establecimientos agroecol贸gicos, capacitaciones; y una convocatoria abierta a organizaciones, centros de investigaci贸n y docencia, productores y productoras, ferias, locales de venta, comerciantes, consumidores, medios de comunicaci贸n, cooperativas y todo aquel que sienta necesario participar. 

Pasarlo por el cuerpo

Rodrigo Castro Volpe es ge贸grafo y productor radicado desde hace dos a帽os en Baradero (Buenos Aires), tiene un campo de 10 has. con una granja familiar (Granja Guaz煤). Cr铆an gallinas, tienen trigo, frutales y hacen pasturas. 鈥淧asarlo por el cuerpo para aprender鈥, dice Rodrigo sobre el modo que encontr贸 para abrazar la agroecolog铆a. 

鈥溌縌u茅 estoy produciendo, veneno y enfermedad o salud y bienestar para los vecinos?鈥, se pregunta Rodrigo, quien tambi茅n forma parte de la RENAMA, esta inmensa red que entre algunas cosas lucha por el buen vivir y la soberan铆a alimentaria. Sobre la mirada que impera en el campo argentino, m谩s preocupado por las exportaciones y los d贸lares que por el bienestar nacional, dice: 鈥淣o importa tanto el PBI o las exportaciones como indicador, hay otros valores importantes. Ir a favor de la vida es lo que hay que hacer cuando se trabaja con sistemas vivos. Al ser parte del territorio que se va transformando, tambi茅n te transform谩s vos鈥.

Sobre el Mes de la Agroecolog铆a, Rodrigo cuenta que la iniciativa empez贸 hace unos siete a帽os en Guamin铆 鈥揳 m谩s de 400 km de CABA鈥 como un encuentro de productores. En esa ocasi贸n hicieron un viaje a La Aurora, emprendimiento modelo de Benito Ju谩rez reconocido por la ONU, y luego se sigui贸 la tradici贸n de abrir las puertas de los establecimientos: 鈥淓s como una bola de nieve, lo m谩s impactante es abrir las puertas de los campos y mostrar c贸mo se produce鈥. 

As铆 har谩n el 16 de noviembre en Trenque Lauquen, cuando presenten a la comunidad el trabajo que sostiene Suelo Vivo: una agrupaci贸n de varios productores locales 鈥揺ntre ellos Rub茅n Rey鈥 que desde hace algunos a帽os destinan alrededor de 1.700 has. a la producci贸n de alimentos agroecol贸gicos: carne, miel, pavos, pollos, huevos y 鈥揷laro鈥 leche. 

 

Ese insumo llamado felicidad

Una encuesta que hizo RENAMA para conocer la evoluci贸n de los establecimientos agroecol贸gicos entre el a帽o de inicio y el sexto a帽o, muestra que m谩s all谩 de las variables econ贸micas, todos los productores dicen que son 鈥渕谩s felices鈥 que antes. 

Marisol Vesco Moro es veterinaria y profesora de Biolog铆a. Adem谩s, es miembro del grupo Conciencia Agroecol贸gica, que naci贸 en diciembre de 2016. Junto a su familia se dedican a la ganader铆a bovina de ciclo completo: cr铆an y venden en El Descanso, un campo de 50 hect谩reas en Arenaza, a 35 km de Lincoln. Cuando conocieron la experiencia modelo de Guamin铆, Marisol y su familia entendieron que la agroecolog铆a era posible. Intercambiaron saberes, les ayudaron y finalmente hicieron la transici贸n.

Marisol: 鈥淎ntes aplic谩bamos herbicidas y fungicidas en las pasturas porque no sab铆amos producir de otra forma. Est谩bamos sembrando muerte. Cuando aplicas agrot贸xicos est谩s envenenando a tu vecino, a tu empleado, a tus hijos. Es cuesti贸n de conciencia. Y adem谩s ten铆amos una dependencia de quienes ven铆an a sembrar y fumigar. La mayor铆a de las veces invert铆as mucho dinero y quedaba en la nada鈥. 

驴Qu茅 cambi贸? 鈥淐uando aprendimos las t茅cnicas de la agroecolog铆a, vimos que hab铆a una autonom铆a enorme. Con una fertilizadora comenzamos a sembrar semillas al voleo, cuando quer铆amos y como quer铆amos. La producci贸n de carne aument贸. Bajaron muchos los costos de consumo externo, la rentabilidad es buena. Volvimos a ser due帽os de la tierra. Antes mandaban todos menos nosotras鈥.

Algunas de las t茅cnicas y principios que implementan en el campo de Marisol: pastoreo intensivo y descansos largos para que se recuperen los animales. Acariciar a los animales para no imponerse desde la violencia y que no les tengan miedo. Cuidar que los animales no tengan hambre ni fr铆o, reducir al m谩ximo la cantidad de antibi贸ticos que se utilizan, desparasitar s贸lo cuando sea necesario y no de manera sistem谩tica, aprovechar los beneficios del escarabajo estercolero. Adem谩s, hacen siembra directa dando tiempo a la naturaleza para que responda, y utilizan tecnolog铆as m谩s 鈥渄e procesos鈥 y menos dependientes 鈥渄e insumos鈥, lo que les permite ser m谩s libres.

Dice Marisol: 鈥淟o hacemos para producir alimento sano, pero tambi茅n para devolverle la vida a nuestro suelo. Amamos a la Madre Tierra. Ella nos brinda todo y devolverle la salud es fundamental. No se trata solo de ganar dinero. Le hemos robado tanto como humanidad, ha llegado el momento de devolver por amor a la vida鈥. 

驴Y la ganancia? 鈥淪e trata de una rentabilidad con cuidado del ambiente. Sanamos los productores, sanamos nuestros v铆nculos y que haya un intercambio justo. Ac谩 necesitas gente, das mano de obra, empleo genuino, no trabajo esclavo. Los peones rurales han sido muy maltratados. Se trata de una filosof铆a de vida: que todos estemos bien. La agroecolog铆a va mucho m谩s m谩s all谩 de producir de otra manera, porque si no hablar铆amos de productivismo agroecol贸gico bajo las normas del capitalismo y la bicicleta financiera鈥.

Marisol confiesa que es feliz, que permanentemente proyecta cosas. Como el sue帽o de dejar la ciudad 鈥揳ctualmente vive en Lincoln鈥 y mudarse al campo. Un 鈥減ara铆so鈥, con un parquecito muy lindo, donde desayuna entre el verde y el canto de los p谩jaros. Antes de despedirse nos pregunta: 鈥溌縌u茅 valor le pones a tu libertad? 驴Qu茅 valor le pon茅s a tu salud? Eso no tiene precio鈥.

Fuente: Revista C铆trica

Red Escuelas Verdes
Suscripción al Boletín
Nombre:
mail:
La suscripción al boletín se envió
correctamente.

Muchas gracias

.:volver:.
Complete los datos requeridos.
Si no se envía el formulario intente
nuevamente mas tarde.

Muchas Gracias.

.:volver:.
Ud ya se encuentra registrado en
nuestro Boletín Ambiental .

Muchas Gracias.

.:volver:.
Destinatario:
e-mail:
Remitente:
Nombre:
e-mail:
Mensaje:
Código: captcha
ECOURBANO mantendrá absoluta confidencialidad de los datos personales brindados por nuestros visitantes. Los servicios de información por correo electrónico que ofrecemos se realizan con el expreso consentimiento de los usuarios.
El mensaje se envió en forma correcta.
Muchas gracias por comunicarse.
Ocurrió un error y no se pudo enviar el mensaje.
Intente nuevamente en unos instantes.
pie