Gestión de Residuos

Muchas son las causas que contribuyen a la producción masiva de residuos. Probablemente nunca una civilización identificó tanto la calidad y el nivel de vida con la posesión de bienes materiales, ni les confirió un valor tan fugaz, que al poco tiempo de poseerlos sintiera la ineludible necesidad de cambiarlos por otros nuevos.
En los últimos cincuenta años, la generación per cápita de residuos sólidos se ha incrementado más de cinco veces en todo el planeta. Los residuos producidos en este período cambiaron además su composición: de material biodegradable, de rápida degradación, a elementos de lenta y difícil degradación, generando problemas en los sistemas tradicionales de reducción y disposición final. Por otro lado, los patrones de consumo actuales traen aparejado un gran incremento de los residuos no biodegradables.
Datos recientes demuestran claramente los cambios en los patrones de consumo: los residuos no biodegradables pasaron de ser del 5 % del total de basura producida en 1993, al 40 % en el 2004 en todo el planeta. En este sentido, un estudio reciente desarrollado por diversas organizaciones internacionales demuestra cómo en los últimos 30 años alrededor del 30% de las regiones naturales del planeta se fueron deteriorando en forma alarmante.
Cabe acotar, que en este período se incrementó la presión humana sobre los recursos naturales y el ambiente hasta en un 50%, situación notablemente agravada por el despilfarro y el consumismo de los países desarrollados.
Como consecuencia de la mayor producción y del cambio de la naturaleza de la basura generada, aumentó el número de basurales y su riesgo como focos contaminantes para la salud de los ciudadanos y el ambiente.

En este análisis acerca de las causas del aumento de basura debe también considerarse otra serie de factores. El crecimiento demográfico mundial, (más de 6 mil millones de habitantes) el afán consumista y la creación permanente de nuevas necesidades incrementan notablemente la producción de basura per cápita.


La problemática de los residuos en la ciudad de Paraná

En la ciudad de Paraná (provincia de Entre Ríos) existen múltiples conflictos socio ambientales con resultados característicos de las grandes concentraciones urbanas en Latinoamérica tales como: deficiencia en la gestión de los residuos sólidos urbanos, altos niveles de contaminación de los cursos de aguas (arroyos contaminados por efluentes cloacales y residuos de todo tipo), proliferación de micro basurales, degradación de la tierra, ausencia de una cultura de respeto del vecino con el ambiente, por ejemplo la violencia en el tránsito, en la quema y volcado de residuos o en un uso insustentable del agua.

En este marco se evidencia una débil conciencia ciudadana sobre el cuidado y el valor de los espacios públicos, los recursos y el patrimonio ambiental como el principal problema.


Problemas asociados

- Contaminación por residuos sólidos, con una disposición final a cielo abierto en el Volcadero Municipal, que recibe 300 toneladas diarias sin ningún tratamiento, convirtiéndose en la principal fuente de contaminación del aire, del agua y la tierra.

- Proliferación de micro basurales o basurales clandestinos, concentrados especialmente en los barrios periféricos de la ciudad.

- Aparición de enfermedades infectocontagiosas, vinculadas a la degradación ambiental, lo que genera cuadros de parasitosis en general, tuberculosis, leptospirosis, aparición del mosquito transmisor del dengue, etc.

- Los arroyos que surcan la ciudad, se han convertido en cintas transportadoras de basura y cloacas a cielo abierto por falta de educación de los vecinos. Se destaca la contaminación en: Arroyo Antoñico, Aº Colorado, Aº Las Viejas, Aº La Santiagueña, Aº Culantrillo, Aº Las Tunas, etc.


Destino final


El Volcadero, de más de 90 años de antigüedad, se encuentra ubicado a orillas del Río Paraná, en la zona oeste, a 3000 metros del centro de la ciudad, rodeado de barrios densamente poblados. La deficiente disposición final de los residuos trae como consecuencia la contaminación del agua, del suelo y del aire, lo que impacta directamente sobre la salud y la calidad de vida de las personas que viven en sus alrededores.

La presencia de los residuos en el lugar ha fomentado el asentamiento de familias que emigran de sus lugares de origen y se instalan en viviendas precarias sin ningún tipo de servicio, con la esperanza de sobrevivir gracias a la venta de materiales que puedan rescatar del basural. Esta población, de alrededor de 700 familias que se dedica a la recolección de elementos comercializables como cartón, papel, vidrio, metal, va incrementándose o decreciendo de acuerdo a las oscilaciones de la economía nacional y local, y al valor de mercado de los materiales reciclables.
Participar para cambiar

Cada comunidad debe asumir responsablemente la búsqueda de soluciones eficientes y adecuadas a sus recursos disponibles, con el objetivo de identificar un proceso de gestión integral de residuos eficaz y con el mínimo costo financiero y social.
El cambio de conducta que implica la división de la basura domiciliaria, parte de la incorporación del ciudadano como protagonista activo en la elaboración de soluciones desde su propia experiencia y desde las necesidades de su comunidad.

Dicha gestión tiene desde nuestro punto de vista un eje de desarrollo basado en los cambios de hábito de nuestra sociedad en su relación con los residuos, y es el Estado quien tiene la oportunidad y responsabilidad de promover dichos cambios, articulando y comprometiendo en su gestión a las diferentes instituciones educativas, organizaciones comunitarias y empresas privadas.

La separación en origen es el primer paso para la utilización productiva de los residuos domiciliarios. A partir del sencillo acto, conciente y responsable, de disponer los mismos en forma separada, se producen beneficios ambientales, económicos y sociales.

Sociales: mejora y dignifica la tarea de los trabajadores de la basura, cartoneros y recicladores.

Económicos
: se recuperan, comercializan y reciclan en mejor estado gran parte de los residuos

Ambientales
: se disminuye la contaminación del aire, suelo y agua y se reduce la disposición en su destino final.

La educación ambiental, la comunicación y la promoción de la participación comunitaria, se convierten en ejes centrales al momento de pensar en desarrollar en la comunidad valores y actitudes que contribuyan a mejorar el compromiso con el ambiente.

Descargar en pdf Antecedentes Institucionales.
 
22/02/2017 -
El INTI creó un sistema ecológico de mingitorios secos para ahorrar agua
El INTI es el primer organismo nacional en implementar esta tecnología verde. Cada mingitorio seco permite economizar al año hasta 100.000 litros de agua.
02/02/2017 -
La Argentina exportó su primer cargamento de pilas usadas a Francia
La iniciativa hace parte de un programa que busca solucionar el desecho de estos residuos y evitar que la disposición final sea en basurales.
27/01/2017 -
Rafaela: El desafío de convertir los residuos en un recurso
El Municipio inauguró la Planta de Biocombustibles. Podrá procesar hasta 100 toneladas por mes de biodiesel a partir de la recolección de aceite vegetal usado.
23/01/2017 -
Jujuy canjea botellas de plástico por ecobolsas
La Municipalidad de San Salvador de Jujuy, en coordinación con el Ministerio de Ambiente de la Provincia, la Fundación Tinku y los supermercadistas, llevan a cabo una campaña de canje de 20 botellas plásticas por una bolsa ecológica.
Red Escuelas Verdes
Suscripción al Boletín
Nombre:
mail:
La suscripción al boletín se envió
correctamente.

Muchas gracias

.:volver:.
Complete los datos requeridos.
Si no se envía el formulario intente
nuevamente mas tarde.

Muchas Gracias.

.:volver:.
Ud ya se encuentra registrado en
nuestro Boletín Ambiental .

Muchas Gracias.

.:volver:.
Foto de la semana
Loros al sol
Loros al sol
Fotografía tomada en la Aurora del Palmar, un refugio de vida silvestre ubicado a 45 kms. al norte de Colón - Entre Ríos. Autor: Gustavo Cabral.
pie